Con los Dedos de la Mano

Se dice que los amigos se cuentan con los dedos de la mano, algo que en realidad nunca había creído mucho en tiempos anteriores en mis años escolares, ya que en esos tiempos yo pensaba y juraba que los amigos eran eternos o al menos los míos y pensaba que aquellas personas quienes decían eso –que eran muchas – lo decían debido a que sus amigos, o la versión de los mismos, no eran como los míos por lo que naturalmente no sabían de lo que hablaban o lo hacían basado en su propia experiencia.

Sin embargo, sucede mucho que los dichos y los refranes existen debido a una razón, y esta razón es porque la mayoría de las veces eso es lo que sucede en la vida aunque muchas veces creamos que nuestra situación sea el centro del mundo, algo que es normal pese a que vivimos en un mundo sumamente individualista que nos enseña siempre las virtudes individuales sobre las leyes colectivas. En mi caso en este particular, es que aquel refrán que dice que los amigos se cuentan con la palma de la mano, es más que cierto.

Debo decir también, que el contenido de este refrán, pese a lo que yo pensaba, no es uno negativo sino por el contrario,  es uno que nos dice que hay amigos para todo la vida, tantos que se pueden contar con los dedos de la mano,  mientras que mucha gente, como yo anteriormente,  daban una connotación completamente negativa a esta verdad. Este refrán no solo es cierto por mayoreo sino que matemáticamente también lo es ya que cada individuo tiene sus caminos y es imposible que todos esos caminos se crucen en un siempre.

Ahora que estoy en una edad adulta, aunque al principio de ella, me doy cuenta que en verdad los amigos se cuentan los dedos de la mano, de hecho en mi caso en particular, no tengo si quiera los suficientes verdaderos amigos para contarlos con todos los dedos de mi mano, aunque estoy próximo. Esto también se debe a que la amistad es una red de intereses en común que se forja en esos mismos principios. En el momento que los intereses cambian a otras direcciones,  entonces la amistad con la que se contaba con aquellos con los mismos intereses simplemente se desvanece.

Asimismo, se debe tener muy en claro cual es la definición de amistad que se tiene, para poder así medir la cantidad de amigos ya que si esta estimación es una mas relajada entonces seguramente los amigos excederán la cantidad de dedos en la mano. Ahora bien si es que un verdadero amigo lo consideramos como un hermano entonces la cantidad se reduce mucho.

Mis dos mejores amigos se fueron desde hace tiempo a vivir a Londres y no los veo mucho por lo caro que es el ir y venir, sin embargo encontré unos vuelos baratos el día de ayer y los compre para poder darles una visita a aquellos que si se encuentran en los dedos de mi mano.